Top 10 para Visitar desde Puerto Vallarta

0
632
Puerto Vallarta

Puerto Vallarta ha sido desde hace casi 50 años un destino turístico de primer nivel para viajeros de todo el mundo.  Sus paradisíacas playas y sus montañas cubiertas de exuberante vegetación la han hecho uno de los sitios favoritos de propios y extraños para turismo convencional, de aventura, ecológico y recientemente, turismo médico gracias a sus modernas instalaciones.

Sin embargo, más allá de toda esta belleza que ha llevado años descubrir, se encuentran otros lugares que bien vale la pena conocer, lugares que no están tanto en el radar de los viajeros pero que tienen su propia oferta de maravillas por develar.

Ya sea en la playa, en la montaña o en los valles que rodean Puerto Vallarta, seguramente habrá algún sitio que será del interés de los viajeros que no se conforman con conocer lo que todo mundo viene a ver, y quiere explorar un poco más allá.

Así que aquí van nuestras recomendaciones de lugares a visitar desde Puerto Vallarta.

San Sebastián del Oeste

San Sebastián tuvo su auge durante la Colonia. Cuando llegas al lugar su arquitectura te transporta al pasado y los habitantes podrían pasar varias horas narrándote las historias cautivadoras. Es una delicia poder disfrutar de un clima fresco, con su vegetación que predominan los pinos y encinos, que desprenden aromas que te llenan de energía. Una de sus principales atracciones es el Cerro de la Bufa, que te regala una vista increíble para hacer fotos memorables con tu familia y amigos. Para llegar al lugar los tours te llevan en cuatrimotos o en camionetas 4×4, te recomendamos ir abrigado y con buen calzado para la aventura. (artículo completo sobre San Sebastián del Oeste)

San Sebastián del Oeste

Mascota

Su nombre proviene de la palabra Amaxacotlán que significa lugar de venados y culebras. Es tierra de personas amables y cálidas, que buscan brindarte en tu visita la mejor de las experiencias. Uno de sus principales atractivos es el Templo de la Preciosa Sangre, con su estructura inconclusa donde se mezclan los bellos jardines para crear una atmosfera de ensueño. En la actualidad es el escenario ideal de eventos culturales, obras de teatro y conciertos. San Sebastián del Oeste, Talpa de Allende, Atenguillo y Mascota forman parte del proyecto Paisaje Biocultural, que busca el equilibrio entre las comunidades rurales y los paisajes de la Sierra Madre Occidental. Fue nombrado Pueblo Mágico en

Talpa

El centro del pueblo mágico está invadido por el aroma de los dulces típicos, entre los que destaca el rollo de guayaba; mientras caminas puedes asomarte a los locales para observar la elaboración de tan adictivo sabor. Encontrarás un sinfín de figuras cuidadosamente elaboradas de chicle, que no pueden faltar en tu lista de compras. Su iglesia es visitada por cientos de personas y la Virgen de Talpa es motivo de fiesta durante los días primeros días de mayo. Este pueblo es rico en vegetación y lo demuestra al contar con un bosque de maple que podríamos imaginar visitar sólo en ciudades propias de Canadá.

Ameca

En esta ciudad puedes disfrutar de un delicioso clima promedio de 21°C y de sus bosques de pinos, encinos y eucaliptos entre muchas otras especies. Puedes visitar la Parroquia de Santo Santiago que data del año de 1749. Otro de los templos principales es el de Guadalupe, de 1875 y un atractivo más es el Templo de la Concepción también conocido como Capilla de la Conchita de 1872. Cuenta también con una variedad de haciendas, siendo la más antigua del año 1716. En cada una de las estructuras resaltan los detalles arquitectónicos que te maravillarán.

Sayulita

Color, ritmo, calles empedradas, maravillosas playas y muchos más es lo que te ofrece este pintoresco pueblo. Se ha convertido en el lugar de escape de los surfistas, los amantes de la buena música y los gozadores de la vida. Si aún no eres un experto en surf, puedes asistir a alguna de las escuelas para aprender de esta disciplina que te conecta con el mar o si lo prefieres simplemente disfruta de bebidas refrescantes y platos con gran sabor en alguno de los restaurantes con una buena vista. Sus playas son un paraíso ricas en vida silvestre, como opción también están los paseos en barcos.

Sayulita, Nayarit.

San Francisco

Mejor conocido como San Pancho, es un pueblito en el que las viejas tradiciones se combinan con las costumbres de la actualidad. Entre las actividades que puedes hacer están montar a caballo, realizar deportes acuáticos o simplemente gozar de su gastronomía. Por sus calles puedes aspirar el aroma de café de los distintos locales. Sus playas son un bello contraste de colores entre el azul del mar, el blanco de su arena y las verdes montañas de fondo. Estando en un lugar tan tranquilo aprovecha para consentirte con algún masaje o algún otro tratamiento que quitarán la tensión de tu cuerpo.

San Pancho. Nayarit.

Rincón de Guayabitos

Este pueblo tiene playas con agua de temperaturas cálidas, en las que puedes practicar deportes acuáticos como canotaje, remo, esquí, veleo y surf, pero nuestra recomendación es bucear. Sus aguas cristalinas te permiten apreciar la flora y fauna marina; dos sitios en donde esta experiencia te cautivará son la Isla Coral y la Isla Cangrejo; las playas del Beso y Tortuga también son un gran atractivo para locales y visitantes. Además durante el 19 al 27 de junio puedes disfrutar de las fiestas a la virgen del Perpetuo Socorro, donde música, danzantes, carros alegóricos y pirotecnia llenan las calles del pueblo.

El Tuito

Este pintoresco pueblito no tiene vírgenes famosas o iglesias espectaculares, pero lo que sí tiene es un encanto especial de pueblo mexicano de hace cinco siglos que parece haberse quedado detenido en el tiempo. Con una temperatura promedio alrededor de 5 grados más baja que Puerto Vallarta, es un excelente destino para pasar el día. Visita obligada es el Centro Cultural, donde encontrarás el mural «Revolución Universal» pintado en 1970. También podrás visitar la Casa Museo «El Patio de Don Alfonso» y por supuesto deleitarte con sus famosos quesos panela y la tradicional raicilla, destilado de agave típico de la región.

Laguna de Juanacatlán

A apenas dieciséis kilómetros de distancia desde Mascota, pasando por los pueblos de Yerbabuena y Navidad, llegarás a uno de los lugares más bellos de Jalisco, la Laguna de Juanacatlán. Esta laguna natural tiene una extensión de 24 hectáreas, y en su espejo de agua puedes practicar deportes acuáticos o pesca deportiva, o si prefieres las caminatas, un paseo por sus litorales es para ti. Se cree que la laguna es el cráter de un antiguo volcán apagado, y tiene profundidades de hasta 50 metros. Si decides quedarte más de un día, las cabañas del Hotel Sierra Lago son una muy buena opción.

Ahualulco de Mercado

Nuestra última recomendación es el poblado de Ahualulco de Mercado, localizado en la región de Valles de Jalisco, un lugar lleno de historia que fue fundado por los pueblos prehispánicos que habitaban esta zona y que fue escenario de varias batallas importantes durante la guerra de independencia mexicana. Sus principales edificios históricos datan de los siglos XVI y XVII, como su parroquia y varias haciendas.

El nombre de Ahualulco proviene del náhuatl y significa «lugar que rodea el agua». Uno de los principales atractivos del lugar son las llamadas Piedras Bola, formadas de cristal volcánico de obsidiana y que se cree que fueron formadas hace 40 millones de años.

Si decide visitar Ahualulco, hay opciones de hospedaje como  la Hacienda El Carmen, que además de sus instalaciones, le ofrece paseos guiados a la zona arqueológica de Guachimontones y a la ciudad de Tequila, para conocer el proceso de elaboración de la famosa bebida del mismo nombre. Definitivamente, Ahualulco de Mercado es una experiencia que no se debe perder.

Por Monserrat Ortiz y Francisco Morás

Créditos cortesía de © Bay Vallarta en colaboración con © Vallarta Online