Cuando el cielo está caliente y la cerveza fría sólo falta compartir la mesa con los amigos para que el día  sea perfecto. ¿Y dónde estará esa mesa? ¿Cuál será un buen lugar donde juntarse a disfrutar de la vida?

En Qué Plan Vallarta lo tenemos claro. Muelle los Peines es un lugar que no puedes perderte. Por un precio ridículo Chilo nos trae una canasta de besos que llamamos Chicharrón de pescado y que explica muchas cosas sobre esta parte del mundo que no se pueden poner en palabras.

Cuando vamos a comer a un restaurante en el que no hemos estado antes solemos preguntar a la gente en la que confiamos si la comida es buena, el servicio amable y si el precio es justo. Muelle los Peines contesta a todos nuestros interrogantes con un sí rotundo, servicial y acogedor que invita a llamar a los amigos y decirles:

“Ven a este lugar porque cuando lo descubras, querrás repetir siempre que puedas.”

Las salsas son los colores del gusto y la conversación fluye mejor entre sus tonos a medida que pasan los minutos.  Hay que recordar que la gente que no sabe comer sólo se nutre y engulle, los que sabemos comer, compartimos y disfrutamos. Y nosotros sabemos y por eso estamos leyendo.

Lo único que le podemos criticar al chicarrón de pescado que Chilo prepara es que evoca esa manera de cocinar que sólo las madres conocen y que no se confunde jamás en nuestra memoria, y por eso mismo dura menos en la mesa que un “yo prometo” en la boca de un político, aunque la digestión es mucho mejor en este caso.

Al final de la jornada el día nos ha ofrecido una de esas pequeñas grandes razones para agradecer vivir en Vallarta, explorarla y apreciarla en lo que vale y que es mucho, incluso cuando el platillo cuesta tan poco que te preguntas si no se equivocaron con la cuenta y damos la propina a gusto porque sabemos que en realidad no es dinero, sino justicia. ¿Qué plan Vallarta? Chicharrón de pescado en Muelle los Peines. Para empezar. 

Los Muelles

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here