¿Existe alguna alternativa realmente buena a las cervezas, tacos, música, todo lo que rima con pasarlo bien?

Hay muchas maneras de divertirse y admítelo, a veces te apetece hacer algo diferente. Cuando ese algo se escribe con N de Naturaleza, entonces esta caminata va en la dirección adecuada para ti.

Salimos desde Boca de Tomatlán hacia Colomitos y a partir de ahí entramos en un mundo alternativo tejido de verde y sonidos de pájaros exóticos y otros animales que nos recuerdan que la pura vida nos rodea y nos acompaña. Este prólogo nos traslada entre mil tonos de verde a un espacio de libertad. Colomitos nos saluda con sus aguas color turquesa y recordamos esa alegría que de niño sentíamos cuando salíamos del colegio y parecía que el mundo y el tiempo nos pertenecían enteros: inabarcables, prometedores, nuestros.

Tanto si prefieres disfrutar de la arena, el sol y una paleta de tonos difícil de encontrar en casi todo el mundo como si te animas a practicar el submarinismo Colomitos no está dispuesta a decepcionarte. Una multitud de peces diversos te acompaña bajo las aguas, la vida te envuelve y tras las pupilas puedes sentir cómo toma forma un recuerdo feliz que desde hoy se negará a abandonarte.

¿Eso es todo? De ningún modo. Si una gama de matices casi infinita, la arena de una playa paradisíaca y una explosión de vida en mil colores y formas no es suficiente, siempre podemos subir desde allí mismo a La Cascada donde el que sabe nadar disfruta y el que no sabe no tiene más remedio que admitir que lo envidia.

Continuamos nuestro camino hasta llegar a Las Ánimas pasando por Playa Del Caballo. No os podemos decir cuál nos gusta más porque sería como decidir si queremos más a nuestro papá o a nuestra mamá. ¿Es todo perfecto? No, seremos sinceros, hay una cosa que no te gustará cuando estés aquí. Odiarás, de hecho, que los días sólo tengan 24 horas y que no puedas pasar más tiempo disfrutando de estas aguas esmeralda y las arenas finas que la orillan como las buenas intenciones orillan a quienes piensan bien, y recuerdan qué hermoso era hacer snorkling rodeados de peces que no saben lo que es un lunes por la mañana, ni les importa. Pero quizá sí sepan tres palabras que siempre son buenas noticias: Qué Plan Vallarta.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here